Make your own free website on Tripod.com

Tixtla de Guerrero

Inicio

Historia de Tixtla | Sobre Tixtla | Algo más... | Danzas | Paisajes | Hombres Ilustres | Barrios | contactame
Fundación de Tixtla



Tixtla, pueblecillo fundado en la agonía del siglo XVI, como resultado del fallo dictado por don Martín de Armendáriz, el castellano comisionado por el virrey, para dar término a la disputa del Valle, entre los habitantes de Atliaca y los de Mochitlán, diferencia que amenazaba en convertirse en sangrienta.

"Por mandato de su alteza, el virrey desde Nueva España y según de Cédula Real decretada con la venia de Dios y su Majestad, este Valle no será ni de los habitantes de Atliaca ni de los de Mochitlán, sino de los habitantes de los villorrios de Tejalcingo, Tepolzis, Xaltepetla y Tixtlán; los que usufructuarán sus beneficios fundando un nuevo pueblo cuyo nombre será TISTLA, cuya propiedad territorial se extenderá hasta el arroyo de Tetzahuapa, por el Norte y el Aguaje de Tepetlaco, por el Sur..."

Cuando las postreras figuras se perdieron en lontananza, el castellano, flanqueado por un clérigo y un militar, tomó en sus manos una tosca cruz de madera lugareña, la hundió en la costra negra sobre la que pisaba y fundó Tixtla en nombre del virrey.
Con las primeras luces del siguiente día, se procedió a deslindar en la llanura, el sitio que debían de ocupar, el jardín, la parroquia y la plaza; y al mismo tiempo salieron patrullas de soldados a tratar, por la fuerza, si no lograba por el convencimiento, de que los habitantes de las aldeas cercanas se constituyeran en el pie de la futura población.

Don Martín de Armendáriz se hizo vecino del lugar, recibiendo como pago a sus servicios arbitrales, los terrenos del Paraje conocido con el nombre de Ayotzinapa, en los que el nuevo dueño fundó una hacienda, que se llamó y sigue siendo de Ayotzinapa.
Cuando el señor Armendáriz terminó con las encomiendas del virrey, al retirarse, dejó en manos de las autoridades de Tixtla esos terrenos, para que se sirvieran de sus productos y con ellos festejaran, año con año, al santo Patrono, San Martín, Obispo de Tours.